Menú Principal
19 de octubre de 2017

Intendentas de Tarapacá y Arica y Parinacota iniciaron coordinación interregional por visita del Papa Francisco

Se espera un explosivo flujo de visitantes desde Perú y de Bolivia, lo que aumentará el tráfico por las carreteras nacionales.

A 99 días de la visita del Papa Francisco a Iquique, la intendenta Claudia Rojas Campos recibió a su parte de Arica y Parinacota, Gladys Acuña, para iniciar las coordinaciones ínter regionales con miras a este evento que congregará a más de 400 mil personas, de diversas nacionalidades, el próximo 18 de enero.

La intendenta Claudia Rojas explicó que “estamos como chilenos y como nortinos organizando esta visita con la mirada puesta en cada detalle, porque queremos que sea lo mejor, queremos que todo esté bien organizado, que esté tranquilo, y que podamos mostrar bien lo que es la región de Tarapacá”.

Por su parte, la intendenta Gladys Acuña manifestó su satisfacción tras conocer el trabajo que está realizando la región de Tarapacá para la venida del Papa Francisco, que si bien es cierto se realizará en la ciudad de Iquique, atraerá a miles las personas que vendrán desde las regiones de Arica y Parinacota y de Antofagasta, así como también desde Perú, Bolivia y Argentina, “por lo que para nosotros es muy importante participar de la organización y generar los apoyos necesarios para que sea una visita exitosa y para que los peregrinos puedan llegar a Iquique sin ningún problema”, indicó.

Asimismo, dijo que “la comunidad de nuestra región, como también de Antofagasta, está muy interesada en conocer más información de todo lo que se relaciona con esta visita de su Santidad”.

En este contexto, la Macrozona Norte -que incorpora a estas 3 regiones- ha estado trabajando en los variados frentes que implican la visita papal, de una manera coordinada, buscando mejorar las condiciones de traslado y de permanencia que deberán afrontar los peregrinos.

Por ejemplo, la región de Arica y Parinacota deberá reforzar los complejos fronterizos de Chacalluta y Chungará, con el fin de facilitar el ingreso de los peregrinos desde Perú y Bolivia, así como también preparar un plan de contingencia para abordar el incremento de vehículos circulando por la región hacia Tarapacá, lo que también implica abordar un plan especial de la red de salud ante las emergencias que pudiesen ocurrir en las rutas por las que transiten los peregrinos.

En el encuentro entre las dos máximas autoridades regionales, el general de Carabineros, Fernando Petit, explicó que en la región de Tarapacá los servicios están totalmente coordinados, con los refuerzos ya autorizados para complementar los servicios integrales que se necesitan en esta mega actividad. “Se han dispuestos refuerzos en los destacamentos de Colchane, Cancosa, Río Loa y Quillagua, para optimizar el flujo de peregrinos extranjeros a la región de Tarapacá”.

La autoridad policial señaló que esta reunión, que se realizó con las diferentes autoridades de la Macrozona Norte, “nos permite coordinar desde una visión general lo que será esta masiva actividad religiosa”.

En la reunión, realizada en la Intendencia de Tarapacá, participaron además el director regional de ONEMI, Álvaro Hormazábal; el coordinador de la visita papal del Gobierno Regional, Gunther Hener, y el SEREMI de Obras Públicas, Eugenio Hidalgo.

Para los próximos días se espera la reunión de los equipos técnicos de ambas regiones.